La controversia Chomsky-Hitchens:

Chomsky responde a Hitchens II

 

Es deplorable que con tantos temas serios de los cuales ocuparse, Christopher Hitchens persista en perder el tiempo en diatribas irrelevantes y fantasiosas contra enemigos surtidos, de las cuales la última es su CONTRARRÈPLICA A NOAM CHOMSKY. Empieza poniendo su pregunta "en la mesa": "¿Pueden compararse los ataques del 11 de septiembre a crímenes antecedentes cometidos por los Americanos? ¿Y habría que compararlos?" NB: SU pregunta.

Si quiere considerar esa cuestión, bien, pero yo no la sublevé ni la discutí, y tampoco lo haré ahora. Recuerden que su serie de denuncias parte de una única frase en una respuesta compleja a unos periodistas, en la cual dije, precisamente, que el número de víctimas de las "horrendas atrocidades" del 11 de septiembre podría compararse con el número de víctimas causadas por la destrucción de la mitad de las provisiones farmacéuticas de Sudán. El resto es producto de su imaginación.

Hitchens ataca violentemente mi falta de referencias a sus publicaciones sobre el bombardeo de la fábrica – o, como podría haber agregado, a los muchos artículos de la prensa principal que consideran la validez de las justificaciones dadas para el bombardeo. Los motivos son simples y han sido declarados clara y explicitamente. Me atuve a artículos destacados de fuentes creíbles de la prensa principal, que por lo tanto están ampliamente disponibles, y al tema que me interesaba, es decir, las consecuencias.

Hitchens afirma que lo acusé de "inclinación al desprecio racista". Dije explicitamente y sin ambigüedades lo contrario.

Hitchens condena la afirmación de una "complaciente ‘equivalencia moral’ entre ambos crímenes". Bastante justo, pero como él fabricó esta afirmación desde la nada, no siento necesidad de hacer comentarios.

Hitchens además se siente ultrajado por mi afirmación según la cual tendríamos que condenar a Milosevic por los crímenes que "verosímilmente se le atribuyen". Entonces según Hitchens debemos acusarle también de los que no se le atribuyen verosímilmente y es además absolutamente ultrajante sugerir lo contrario. Por supuesto, una vez más, no quiere decir lo que está diciendo. Como ha llevado la irracionalidad a nuevos extremos, luego busca evadir la línea de razonamiento exacta que cita. Quizá no le guste la manera en que su conclusión se aplica a él. Si es así, es su problema.

Sin embargo la línea de razonamiento queda válida.

No bajaré al nivel de Hitchens de hacer referencia al carteo personal que él – y ahora no sorprende – distorsiona totalmente. El resto no tiene siquiera una remota relación con lo que escribí, y por lo tanto lo ignoraré.

Además no deseo gastar más tiempo con tales infames enredos.

Volver